El mercado presenta miles de zapatillas de pádel diferentes, y cada uno cuenta con una esencia propia. Una de las partes que las hace únicas, son sus suelas.

Existen zapatillas pádel con diferentes suelas y materiales, nuestro objetivo con esta publicación, es ayudarte a elegir la que más te convenga y se ajuste a tus necesidades. No te despegues de la pantalla para conocer todo sobre ellas, estamos seguros de que no quieres hacer una elección errónea.

Suela de las zapatillas de pádel: un factor muy importante para el juego

Aunque no lo creas, las características y componentes de unas zapatillas de pádel, influyen totalmente en el juego. Y es que, diferentes tipos de materiales pueden hacer que las zapatillas se comporten de diferente manera.

Si alguna vez has buscado zapatillas pádel, seguramente te has percatado de que existen diferentes tipos. Todas ellas tienen su esencia propia y están elaboradas con materiales diferentes, algunas incorporan malla, otras, piel sintética. Por otro lado, vemos zapatillas que cuentan con espumas de EVA mientras que otras cuentan con poliuretano, unidades de gel o aire para la amortiguación. Todo eso nos muestra la gran variedad de tecnologías que pueden ser aplicadas a un calzado de pádel.

Pero cuando hablamos de la suela, todo se reduce a tres. Puedes encontrar zapatillas con suela tipo clay, suela omni o suela mixta. Cada una de ellas tiene sus ventajas, desventajas y objetivos. Es importante hacer la elección correcta y elegir la que realmente debamos utilizar.

Zapatillas de pádel con suela clay o espiga

La suela clay o espiga es actualmente la favorita de la mayoría de los jugadores. Cuando estés en búsqueda de unas zapatillas de pádel, te darás cuenta que la mayoría de los modelos cuenta con este tipo suela. La suela clay puede identificarse rápidamente por sus patrones. Presenta unas líneas en forma de espiga, a lo largo de toda la suela, y su relieve no es tan alto.

Esta suela viene del tenis, utilizada para las pistas de tierra batida. La gran ventaja de esta suela es que proporciona un nivel de tracción superior a otro tipo de suelas. Esto permite que puede agarrarse con más fuerza a la superficie de las pistas de pádel. Si apenas estás iniciando en el pádel, esta es la suela que debes de elegir.

Zapatillas de pádel con suela omni

La suela omni también es elegida por algunos jugadores de pádel, aunque no es muy común encontrarlas. Esta suela se reconoce a simple vista por tener un patrón de puntitos pequeños por toda la superficie de la suela. El fuerte de este tipo de suela no es el agarre, esto provoca más deslizamientos. Es la suela perfecta para el jugador que prefiere deslizarse más, se recomienda utilizar solo en pistas de pádel que no tenga tanta arena, debido a su poca tracción.

Definitivamente, esta suela no es mala ni mucho menos, pero se recomienda para jugadores experimentados que tengan un excelente control y consciencia de sus deslizamientos, pisada, giros y cambios de dirección.

Zapatillas de pádel con suela mixta

La suela mixta ha ganado mucho terreno y cada vez son más las marcas que elaboran zapatillas con este tipo de suela. Se puede identificar porque la superficie cuenta con patrones tanto de espiga como omni, distribuidos en toda la superficie de la suela.

EL objetivo de este tipo de suela es poder adatarse a diferentes tipos de superficie y diferentes estilos de jugador. La gran ventaja de tener ambos dibujos en la suela es que encuentra un equilibrio entre tracción y deslizamientos. Esto permite que las zapatillas puedan ser más versátiles y funcionales en diferentes terrenos.

Diferencias entre las zapatillas de pádel y las zapatillas de tenis

Siempre suele haber mucha confusión entre las zapatillas de pádel y las de tenis. Y la verdad es que es bastante entendible, ya que son casi idénticas. En cuanto a la comodidad, los materiales para la amortiguación y sus tejidos exteriores, son guales, ya que tanto los jugadores de pádel como los de tenis necesitan comodidad, frescura y estabilidad.

La diferencia esta en la suela de las zapatillas. El tenis y el pádel no se juegan de la misma forma, en el tenis los movimientos son más laterales, en el pádel los desplazamientos son verticales y se realizan con mucha intensidad.

Para explicarlo de forma clara, no es que exista una suela específica para el pádel o una específica para el tenis. Sino que todo dependerá del terreno en donde se juegue. Tanto en el tenis como en el pádel existen suelas de espiga, omni y mixtas, aunque en el tenis hay aún más variedades, ya que el terreno puede ser más cambiante.

Por el contrario, en el pádel, la mayoría de las pistas suelen tener una superficie de césped artificial con arena, y la suela más adecuada para este terreno es la de espiga. Es por eso que la mayoría de las suelas de pádel tendrá este tipo de suela.


Sigue toda la actualidad del mundo del pádel en nuestras redes sociales de Facebook , Instagram y Twitter .