Algunas personas aún no saben lo que es el pádel, otras, saben que es muy similar al tenis. Pero, ¿en realidad son tan parecidos? Algunos de los elementos del juego son similares, uno de ellos es la pelota. Pero, aunque no lo parezca, existen algunas diferencias entre ambas. A continuación, se detallan todas las características que tienen en común las pelotas de pádel y las pelotas de tenis, así como sus diferencias.

Todo lo que hay que saber sobre las pelotas de pádel

El pádel y el tenis pueden ser catalogados como deportes de raqueta, y esa es la razón principal por la que son comparados. Sabemos que existen diferentes deportes de raqueta, pero no tienen todas las similitudes como las que tienen el tenis y el pádel. Los elementos que se pueden analizar por su parecido son más de uno, pero uno de los principales es la pelota.

A simple vista, una pelota de pádel y una de tenis son idénticas, tienen el mismo color, generalmente los mismos trazos y un tamaño que a primera vista es igual. No vamos a mentir, las diferencias entre ambas son mínimas, pero existen. Así que, por eso es importante jugar con la pelota adecuada, es por eso que existen pelotas que están específicamente dirigidas al pádel y pelotas que son exclusivas del tenis.

La pelota de pádel según el reglamento oficial

Antes de hablar sobre las diferencias entre el pádel y el tenis, es muy conveniente detallar cuáles son las características propias de una pelota de pádel. En el reglamento de juego oficial llevado a cabo por la Federación Internacional de Pádel, se mencionan todos los requisitos de una pelota para la práctica:

“Las pelotas para su uso en las competiciones oficiales de la FIP serán aquellas aprobadas por esta.

  1. La pelota deberá ser una esfera de goma con una superficie exterior uniforme de color blanco o amarillo. Su diámetro debe medir entre 6,35 y 6,77 cm y su peso estará entre 56,0 y 59,4 grs.
  2. Deberá tener un rebote comprendido entre 135 y 145 cm al dejarla caer sobre una superficie dura desde 2,54 m.
  3. La pelota deberá tener una presión interna entre 4,6 Kg y 5,2 Kg por cada 2,54 cm cuadrados.
  4. Cuando se juegue a más de 500 m de altitud sobre el nivel del mar, se pueden utilizar otro tipo de pelotas, siendo idénticas al tipo antes descrito excepto en que el rebote deberá ser de más de 121,92 cm y de menos de 135 cm”.

Diferencias entre las pelotas de pádel y de tenis

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre una pelota de pádel y una de tenis? Sin duda alguna, la diferencia principal está en la presión. Esta es la que influye de mayor medida en el juego. En el pádel, la presión de la pelota es menor, ya que se busca que la pelota tenga menos rebote y el juego sea un poco más lento.

En cuanto al tamaño, las pelotas de pádel son ligeramente más grandes, aunque es muy difícil de notar a simple vista. Como dice el reglamento, una pelota de pádel puede medir hasta 6.77 cm de diámetro, mientras que una de tenis solo puede alcanzar los 6.67. Con respecto al peso, también hay una pequeña variación en el estándar aceptado, las pelotas de tenis deberán de pesar entre 56.7 y 58.5 gramos. Por su parte, las pelotas de pádel tienen un peso comprendido entre 56 y 59.4 gramos.

Esto nos lleva a la pregunta, ¿es recomendable jugar al pádel con una pelota de tenis? La verdad es que, si se trata de un entrenamiento de pádel casual o un partido informal, no habría mucho problema, pues las diferencias apenas se sentirían, sin embargo, al tener la opción de adquirir una pelota específica de pádel, es mucho más recomendable optar por ella. Por su parte, en el pádel profesional es obligatorio que las pelotas de pádel cumplan con los requisitos avalados por la FIP.


Sigue toda la actualidad del mundo del pádel en nuestras redes sociales de Facebook , Instagram y Twitter .